Saltar al contenido

Bertone una derrota anunciada y coherente

junio 17, 2019

La gobernadora Rosana Bertone admitió la derrota y se puso a disposición del nuevo gobernador electo, Gustavo Melella “para iniciar la transición”, por las redes sociales la mandataria admitió la derrota electoral.

En Twitter sostuvo que “hoy el pueblo de Tierra del Fuego se expresó y reconozco la voluntad de los fueguinos”. También felicitó a Walter Vuoto y a Martín Pérez por el triunfo en las intendencias de Ushuaia y Río Grande.

Bertone también aprovecho para asegurar que “a partir de ahora nos espera el desafío de trabajar unidos por la victoria del peronismo junto a Alberto Fernández y Cristina Kirchner en las próximas elecciones de octubre”, indico la derrotada gobernadora.

Si una cosa hay que reconocerle a la hasta diciembre gobernadora, es que fue coherente y mantuvo a los mismos funcionarios que provocaban repulsión en el electorado como son el Jefe de Gabinete, Leonardo Gorbacz, la presidente de la DPOSS, el Secretario de Gobierno, el de Seguridad, el Secretario de Hacienda y a un grupo de personajes que desde afuera actuaron como mentores de los cambios en las leyes jubilatorias .

Bertone se apoyo en ese grupo de funcionarios manejados por el Jefe de Gabinete que tomaron las riendas del Gobierno, llevándola a fomentar desde el Gobierno una campaña mediática nacional y judicial contra Melella que rápidamente provoco un quiebre en el electorado ajeno al empleo publico y a los jubilados provinciales, con los cuales Bertone ya se encontraba distanciada y apoyaban abiertamente la candidatura del intendente de Rio Grande, imaginando y soñando ingenuamente que este asumirá y cambiara las leyes previsionales.

La derrota de Bertone solo dejo como ganadores a un grupo de funcionarios muchos foráneos y periodistas que cobraron fortuna por sostener y hacer creerle a la gobernadora que su reelección podía ser posible, lo cual hizo que incluso se apoyara en La Campora para formar un frente como Unidad Fueguina, que la esperaba al acecho para traicionarla y devolver traiciones políticas, como ocurrió con el ahora electo intendente de Rio Grande Martin Perez y Walter Vuoto en Ushuaia que no solo quedo evidenciado en el porcentaje de votos que obtuvo a diferencia de los intendente, sino que incluso en la legislatura se noto esta maniobra. Rapidos incluso varios actuales funcionarios de Bertone ya se pusieron en contacto tanto con Melella como con Vuoto, para intentar seguir en algun carguito publico, aunque sea de menor jerarquía.

El voto estatal, el voto bolsillo, el voto jubilado definió la suerte de Bertone y los empleados públicos ya se imaginan anoche por las redes sociales un paraíso de aumentos salariales, cuando asuma Melella pero habrá que esperar hasta diciembre para saber si esto se cumple o solo seraa una desilusión mas de las muchas promesas que hacen los políticos de campaña antes de una elección y luego olvidan.

Esta derrota de Bertone la deja definitivamente fuera de la política fueguina, ahora solo puede aspirar a ocupar un cargo nacional no electo, luego de las elecciones de octubre. 

Powered by WPeMatico