Saltar al contenido

Monitorean el rio Grande por crecidas por lluvias

mayo 22, 2017

El aumento del caudal del río Grande y sus seis afluentes en los últimos días esta siendo monitoreado de manera permanente por personal de la Secretaría de Recursos Hídricos de la Provincia. Su director, Gerardo Noir, explicó que el crecimiento se debe a las lluvias registradas en la parte alta de la cuenca. Recordemos que desde el Municipio se adelanto que se realizan trabajos preventivos por temor a un desborde (ver).

Los especialistas que dependen de la Secretaría de Desarrollo Sustentable y Ambiente, trabajan desde hace varios días en el río Grande y sus 6 afluentes (Moneta, Herminita, Rassmussen. Menéndez, Ona y Candelaria).

“Están crecidos todos los ríos pero hace un par de días hubo un máximo que se generó por lluvias que si bien no fueron extremas, había bajado la temperatura en parte el suelo que estaba saturado y congelado por lo que las precipitaciones generaron un escurrimiento directo a los cursos de agua”, dijo Noir.

En este orden el director de Hídricos aseveró que “por ahora no hay nada fuera de lo normal, pero igual estamos siguiendo la información climática con trabajos en toda la cuenca”.

El personal de la dirección lleva adelante regularmente aforos de caudales y releva los cauces y valles de inundación con imágenes aéreas tomadas desde un drone.

El último de los picos registrado por los especialistas se registró el viernes pasado en Chile y desde allí comenzó a bajar. “Como la lluvia continua en la parte alta de la cuenca seguramente dentro de dos o tres días se va a registrar otro pico que estamos siguiendo”, añadió Noir.

La mayor cantidad de lluvias y el crecimiento en el caudal del río, recuerda inevitablemente la histórica crecida del río Grande de 2006, hace casi once años, sin embargo, lejos estamos de esa situación por varios motivos.

“Las condiciones de almacenamiento en la cuenca no son las de cuando sucedió el evento del 2006”, remarca el director de Hídricos y detalla que “los caudales máximos muy difícilmente sean los que se registraron en el 2006”.

En esta línea sostiene que en ese año “había nieve acumulada, llovió y subió la temperatura, lo cual generó el caudal extraordinario en el río Grande como así también en muchos ríos de la provincia”.

A diferencia de eso, actualmente los caudales son producto de la lluvia en la parte alta de la cuenca y si bien el funcionario indica que son caudales máximos, aclara que “no son extraordinarios”.

A modo de ejemplo, un evento de crecida más reciente que el del 2006, fue otro que se registró en septiembre del año 2014 en donde no hubo complicaciones. Ese día el caudal del río Grande proveniente de la parte alta de la cuenca fue de 156m3/seg.

A diferencia de eso, en estos días, los registros máximos del río Grande en la parte alta de la cuenca no han superado los 71m3/seg.

¿Cuáles son los motivos de estos incrementos de caudal? “Lluvia principalmente y en época de deshielo al derretimiento de la nieve estacional”, detalló Noir y aseveró que en 2006 se juntaron estos dos fenómenos debido al aumento abrupto de la temperatura.

De esta manera, el funcionario destaca que “es importante no alertar y generar paranoia en la gente sin información fehaciente”.

Alerta temprana contra inundaciones: El personal del área de Recursos Hídricos de la Provincia trabaja no solo en el monitoreo, sino también en el armado del sistema de alerta temprana contra inundaciones.

“Es un proceso largo y que requiere de una importante inversión. Todavía no se puede predecir de una manera óptima o apropiada basada en información que nos permita contar con datos a tiempo real para alimentar los modelos hidrológicos, los cuales ya tenemos armados y calibrados”, precisó Noir.

Para la modelación hidrológica del río Grande, este año el área incorporó una ingeniera en Recursos Hídricos para trabajar en el desarrollo del alerta. “También un especialista en sistemas para el desarrollo en cuanto a transmisión a tiempo real de la información de las estaciones meteorológicas y los limnígrafos para la lectura de niveles y caudales”, detalló.

Hasta cerrar estos temas el personal lleva a cabo los relevamientos y mediciones permanentes de niveles y caudales. También desde el área de hidrología se hace el seguimiento de la información online a tiempo real de la parte alta de la cuenca que levanta la Dirección General de Aguas de Chile.

Powered by WPeMatico