Saltar al contenido

CDRO. RIVADAVIA: Arresto domiciliario para un policía que baleó a su jefe en el Dique Ameghino

septiembre 14, 2020

El cabo primero Leonardo Martín Peñaloza fue imputado por amenazar y acosar a una compañera de la fuerza, y balear a su jefe en el Dique Florentino Ameghino. El policía el sábado recibió el alta médica y le dictaron el arresto domiciliario porque tiene que estar en reposo 60 días. (El Patagónico)

La audiencia judicial se desarrolló el mismo sábado en que el suboficial de la Policía del Chubut fue dado de alta. El fiscal Enrique Kaltenmeier expuso que los incidentes comenzaron la noche del 30 de agosto y se extendieron durante la madrugada del día siguiente.

Peñaloza le escribió por WhatsApp una serie de mensajes a una compañera en los que se desubicó y también acosó. La agente junto a su hijo menor y a su pareja se dirigió a la casa de su jefe, comisario Eduardo Calfuquir, y le reproduce un primer audio que dice: “Te voy a dar un tiempo para que digas que todo esto es mentira porque si no voy a ir a tu casa y te voy a hacer mierda, escuchaste?”

En otro mensaje, el efectivo dijo: “ya voy a ir preso, en cana, pero cuando llegues a la casa la bomba esta que tengo acá, preparada, van a cagar para adentro. Yo voy a ir preso pero vos vas a explotar, vos y tu hijo”. Y en un tercer audio la amenazó, insultó y afirmó que saldrá a buscarla.

  Electronicas piden ayuda al Estado para pagar salarios

El comisario recibió y dispone que el cabo primero Julio Jaramillo cumpla consigna en las viviendas policiales, donde viven los distintos empleados. También ordenó que el suboficial mayor Enrique Curaqueo, quien estaba franco de servicio, realice patrullajes y que avise si lo ve a Peñaloza.

Mientras cubría la consigna, Jaramillo escuchó ruido de vidrios rotos provenientes de la casa desocupada y se aparece el policía, quien le apunta al rostro con un arma de fuego. Jaramillo se resguardó y solicitó apoyo de su compañero Curaqueo y su jefe Calfuquir.

El iracundo policía disparó contra sus colegas reiteradas veces hasta herir al comisario en el hombro, a quien le dijo: “vos te creés que te tengo miedo?”. Finalmente, Jaramillo le disparó a Peñaloza en una pierna y luego lo detuvieron.

El fiscal imputó al policía por los delitos de amenazas en perjuicio de la agente, violación de domicilio y daño, abuso de armas, atentado contra la autoridad agravado por ser cometido empleando armas, homicidio tentado, doblemente agravado por ser cometido contra miembro de fuerza de seguridad y por el uso de arma de fuego, todos en concurso real.

  Tita: "Todos debemos realizar un trabajo en conjunto para volver a una nueva normalidad"

El representante fiscal destacó las declaraciones coincidentes de los tres policías que intervinieron, constancias en el libro de la comisaría, declaraciones, aporte de audios y capturas de pantalla de las amenazas, filmación de la balacera, secuestro de vainas 9 milímetros, el arma de Peñaloza y el chaleco antibalas.

El fiscal describió lo ocurrido como una “barbarie, parece película del lejano oeste”, donde hubo “violencia permanente y creciente”. Los delitos tienen una escala penal de 4 meses a 13 años en caso que haya condenada. Quiso “matar a su jefe directamente y casi le tienen que cortar la pierna de un balazo para que pare”, describió el fiscal.

La jueza María Tolomei le dictó el arresto domiciliario por dos meses con tobillera electrónica, debido a que tiene que estar inmovilizado 60 días para su recuperación.

Comentarios en Facebook